Amistad

Las relaciones en la vida son todo. El dicho de que no es lo que sabes, si no a quien conoces es fundamental en la vida. Quizá sea posible generar una relación por escrito, vía correo electrónico, por teléfono, en Facebook o algo similar, pero no hay nada como ese contacto en persona.

Este fin de semana tuve la fortuna de reunirme con personas que no había visto en meses. Pude conocer a otras que solo tenía por Facebook y pude ahondar amistades que solo conocía superficialmente. Son esos lazos que vas creando los que te permiten crecer como persona. Son esas huellas que vas dejando las que le dan sentido a tu vida. Son esas amistades – las pocas, las entrañables, las amistades del alma – las que le dan calidez a tu ser y su memoria refugia tu espíritu.


En al vida hay que ser ese amigo que viaja 1000 millas por una convivencia extraordinaria de 10 minutos. El que va más allá de lo normal y siempre esta dispuesto a ayudar, apoyar, levantar el ánimo y hasta empujar cuando es necesario. Eres un reflejo de los que te rodean, pero ellos son también un reflejo de ti. Asegurate ser un espejo digno.


Les deseo un día lleno de amistad.


Un abrazo,


Ricardo


P.D. por cuestiones ténicas ayer no se pudo publicar Manic Monday – pero aquí está hoy.

0 Comments