Aprender

Quizá una de las cosas más difíciles de hacer es aprender algo nuevo. Cada vez que aprendes algo nuevo, destruyes ese viejo tú y emerge una nueva persona. La persona anterior ya no existe y nunca regresa. Tienes una expansión de consciencia y ya no hay manera de regresar al viejo tú. Cada nueva idea expande tu horizonte, te saca de tu zona de confort y mueve los cimientos sobre los cuales tienes construido tu mundo.

Todo esto comenzó así.

yo: “Diecisiete años y aún actúas así”
hija: “Aún no tengo diecisiete”
yo: “Claro que sí. Estas viviendo tu año diecisiete”
hija: “Cumplo diecisiete el 31 de Agosto”
yo: “Si, eso significa que terminas tu año diecisiete. No que lo inicias. Comenzamos a contar desde el cero”
hija: “Ah… espera… cómo… haz cambiado mi mundo”
Eso le da temor a casi cualquier persona. La mayoría de nosotros al ser enfrentados ante una situación similar, nos regresamos a nuestra zona de confort y rechazamos la nueva idea. “El rechazo al cambio”. Es lo común y mientras más edad tenemos o más tiempo llevamos haciendo lo mismo peor es ese rechazo. Pero cuando nos negamos a aprender iniciamos nuestro fin.
La vida es acerca de hacer las cosas mejor hoy que como las hacíamos ayer.  Acerca de subir a un nivel de excelencia cada vez mayor. Lo contrario es simplemente ser un espectador en la vida en vez de vivirla plenamente. Vivir la vida toma coraje.
El psiquiatra Thomas Szasz lo puso así, “Cada acto de aprendizaje consciente requiere la disposición de sufrir un daño a nuestra autoestima. Es por eso que los niños antes de estar conscientes de su auto importancia aprende fácilmente; y las personas mayores, sobretodo las banales o importantes, no pueden aprender”
Estar dispuesto a sufrir ese daño, a cambiar lo cimientos, a salir de ese falso confort que sientes, eso es vivir la vida. Lo contrario es ser un espectador a tu obra de teatro. Es la diferencia entre estar sentado en la fila 8 comiendo palomitas y estar en el escenario viviendo la experiencia de ser. Vive y aprende como cuando eras niño.
Deseo que hoy salgas a aprender cosas que cambien tu mundo.
Un abrazo,
Ricardo

0 Comments