El desafio de la vida

Hay días en que las 5am llegan mas temprano que otros. Hay días donde no siento inspiración. Hay días que cuesta trabajo poner un pie en frente del otro. En días como esos el compromiso conmigo mismo me permite seguir. Los valores que rigen mi vida me dan el sustento para atravesar el mal momento.

Trato de hacer todo lo que emprendo de forma excelente. Soy el mejor conferencista que puedo ser. Soy el mejor autor que puedo ser. Soy el mejor coach que puedo ser. Soy la mejor persona que puedo ser. Busco en todo momento el nivel de excelencia que supere las expectativas. No para que me lo reconozcan, pero para encontrar mi satisfacción. Para que yo nunca diga, si solo hubiera dado un poquito más.

 

Hago las tareas con pasión. La pasión es el motor de mi día. Es el combustible de mi creatividad. Es la enfermedad que le transmito a mi equipo. Es lo que hace que lo imposible sea posible. La pasión expresa la fuerza de mi espíritu en llegar más lejos de donde estaba ayer.

 

Busco contribuir. Dejar huella. Asegurar que donde quiera que esté e irrespecto de lo que esté haciendo tengo la oportunidad y la responsabilidad de ser un líder de hacer la diferencia y de contribuir de forma positiva a mi entorno. Siempre quiero ser parte de la solución.

 

Con sucesos como los de Robin Williams, nos damos cuenta que, grande o pequeño, estamos expuestos a pasar por momentos difíciles en nuestras vidas. Los valores que rigen tu vida son los que te permiten seguir adelante. Para mi son la excelencia; quiero diario ser mejor que ayer y hacer todo de la mejor manera que se. La pasión; que mi día este lleno de esa alegría y energía que le prende fuego a tu espíritu y te pone en marcha. La contribución; lo que hago no es sólo para mi y mi bienestar, pero para que algún día se pueda decir, “por aquí pasó alguien y dejó estas marcas”.

 

¿Cuáles son los valores que rigen tu vida? Los pilares en los que sientas los cimientos de tu existencia. ¡Búscalos! Porque al final del día esos son los que te permiten poner un pie en frente del otro en esos días donde las 5am llegan más temprano que normal.

 

¡Les deseo un día viviendo!

 

Un abrazo,

 

Ricardo

0 Comments