El inicio

50 días, 50 millas diarias, un pie enfrente del otro, hora tras hora. A veces corría dormido. En el 2006 Dean Karnazes corrió un maratón en cada uno de los estados de Estados Unidos en días consecutivos. Una lección de sus hazañas: no puedes controlar el desenlace de la carrera, pero si puedes controlar como inicia.

Así pasa con tus días. No puedes controlar el desenlace de tu día. Es un misterio que se construye momento a momento, pero todos los días de tu vida puedes controlar como inician. Puedes hacer el esfuerzo diario de levantarte temprano e iniciar con una rutina que encamine tu día a ser excelente. Así es como construyes una vida excelente; un día a la vez.

 

Haz ejercicio temprano. Crea las condiciones en tu cuerpo para que tengas energía todo el día, incrementes tu creatividad y tu alegría.

 

Lee en la mañana algo que te inspire a ser diferente y mejor de lo que eras ayer. Lee algo que cambien tu perspectiva y te permita llegar más lejos.

 

Escribe un diario y colecciona la sabiduría que aprendiste ayer. Cuanto conocimiento que haz adquirido lo haz perdido por confiarlo a tu memoria. Escribe y acumula la sabiduría de tus años.

 

Da gracias. Nada en este mundo te hará más feliz que dar gracias por lo que tienes. Las personas felices en este mundo no son agradecidas, más bien las personas agradecidas son felices.
Tienes una carrera de 30,000 días. Quizá muchos ya hemos corrido más de la mitad. ¿Cuántos de esos has iniciado a propósito? ¿Cuántos de esos has decidido que será tu mejor día?

 

Un inicio de día extraordinario les deseo.

 

Un abrazo,

 

Ricardo

 

0 Comments