El lado obscuro de la fuerza

Nuestra naturaleza es dual. Tu camino hacia ser el mejor lleva con el un lado obscuro, por decirlo de alguna manera. El lado contrario. Cuando eres una persona que no permite algo diferente que la excelencia en su vida, los demás te verán como alguien intolerante. Te nombraran difícil. Cuando tu eres una persona que te gusta terminar rápido, los demás te verán como impaciente. Mi hermana dice, “¿por qué sólo la paciencia es una virtud? ¿por qué no puede ser, apurarte y termina una virtud?”. Cuando eres ultra-bondadoso tiendes a poner las necesidades de los otros ante de las tuyas. Te encontrarás con personas que tomarán ventaja de ti.

Pero aún con ese lado “obscuro”, prefiero aspirar a ser así que de otra manera. Prefiero mil veces que me digan difícil a ser mediocre. Prefiero dar el 100%, el 1000% por la satisfacción de haber hecho todo lo posible, que tener que decir, “si sólo hubiera”. Prefiero hacer mi mayor esfuerzo y terminar mis tareas lo antes posible, que dejarlas hervir hasta el desborde. Porque mi vida es corta y los retos son muchos. Prefiero 1000 veces ser estafado, engañado, defraudado, que vivir una vida llena de cinismo y desconfianza. Porque dar lo mejor de mi no lo hago con la esperanza de recibir lo mismo de ti, si no porque es mi manera de ser.

 

Al final tienes que decidir si vas a vivir tu vida en base a como te perciben o en base a tu código. En base a las expectativas de otros o en base a las expectativas que tu tienes de ti. En base a tus sentimientos o al cinismo del mundo.

 

El lado obscuro de emprender el camino a ser el mejor, es que los que se quedan atrás como, los que están varados a un costado de la carretera siempre buscaran llevarte a su condición.

 

Que hoy sea un día donde llegas un paso más cerca a ese mejor tú.

 

Un abrazo,

 

Ricardo

0 Comments