Fracaso o Victoria

Cuatro horas después de abordar aún no habíamos despegado. Ya llevábamos dos horas desde que el capitán había anunciado un “pequeño” problema técnico que se resolvería en 15 minutos. Uno pensaría que éste escenario sería un desastre para la aerolínea, pero la mayoría de los pasajeros a mi alrededor -sino todos- estaban contentos y tranquilos. Los sobrecargos estaban presentes. Las bebidas y botanas en abundancia. El aire acondicionado a su máximo. Los comentarios de, “mejor que lo arreglen bien que rápido” se repetían. Llegamos 5 horas tarde a nuestro destino, pero en la puerta había personal de la aerolínea esperando. Ayudaban con conexiones perdidas, con reservaciones de hotel, con arreglos de todo tipo. Un desastre convertido en una oportunidad para crear clientes leales.

¡Así es la vida! Cada situación lleva consigo las semillas de un desastre o una victoria. Es en esencia tu actitud la que determina el resultado. Puedes ignorar los problemas o enfrentarlos. Hay cuatro cosas fundamentales que puedes hacer para enfrentar cualquier situación y salir ganando de ella, independiente de las circunstancias.
1 – Comunica: El silencio y la incertidumbre matan. Las personas imaginan lo peor. La comunicación constante y respetuosa en un situación te permite estar en control y asegurar que las personas sepan que sus inquietudes y preocupaciones son atendidas.
2 – Di lo siento: Cuando es tu responsabilidad, asúmela. Todos entendemos que las cosas fallan, que no todo va según el plan. Un “lo siento, estoy tratando de resolver el problema”, cambiará la actitud de muchos a tu alrededor y los convertirás de detractores a aliados.
3 – Muestra el lado humano: Esos pequeños toques humanos hacen la diferencia. La botella de agua, la botana, un chocolate, un gesto amable, hasta una pregunta tan simple como “¿cómo estas?”. La empatía ante la situación cambia la respuesta de los demás. Ten un genuino interés en las personas.
4 – Haz más de lo que se espera de ti: La mayoría de las personas no hacen lo mínimo requerido. Imagina si ante una situación adversa recibes mas de lo que esperas. Da más en cada situación y seguro recibirás más. Muchas veces en situaciones adversas no concentramos en no perder y por consiguiente perdemos más. No te concentres en el costo momentáneo y concentrate en el beneficio a largo plazo.
Cada situación lleva consigo las semillas de un éxito o un fracaso y tu actitud, tu respuesta determinan cual de ellas brotará.
Hoy te deseo un día convirtiendo cada oportunidad en una victoria.
Un abrazo,
Ricardo

0 Comments