Los refugios

En la vida hay dos lugares a los que recurrimos todos que, nos dan un sentido de seguridad falso. Dos refugios que todos tomamos que parecen ser buenas opciones pero nunca llevan a nuestro destino. Nos escondemos en ellos y nos roban la posibilidad de ser.

El primer refugio se llama indecisión. Ante las dificultades de la vida nos refugiamos en hacer nada sin darnos cuenta que es la peor decisión. Hacer nada siempre nos lleva a ningún sitio. Sólo al actuar podemos llegar a nuestros sueños. El éxito es algo muy simple, aunque muy difícil de alcanzar, pero todos los caminos al éxito pasan por la acción. Sin acciones no podemos lograr lo que queremos y cuando nos refugiamos en la indecisión matamos la posibilidad de lograr.
El segundo refugio se llama excusa. Ante las dificultades de la vida nos refugiamos en la excusa sin darnos cuenta que nos roba de soluciones. Cuando mis tropiezos, cuando las dificultades, cuando lo que me sucede y acontece tiene que ver con factores externos, entonces no hay solución. Cuando me adueño de mis fracasos y salgo del refugio de la excusa entonces todas las soluciones las tengo yo. Puedes refugiarte o tomar acción y cambiar tus resultados.
Te puedes refugiar o te puedes decidir a ser el éxito que está en ti. Puedes ser ese venado atrapado por las luces esperando a ser atropellado o puedes decidir actuar. Puedes regalarle tu vida al destino o puedes decidir que todos tus resultados son causados por ti y así tener el control de tu vida.
Hoy les deseo un día sin refugios falsos. Un día con decisión y sin excusas.
Un abrazo,
Ricardo

0 Comments