Mi Identidad

Los estudios científicos concluyen que nuestro cerebro funciona como un gran filtro. Vemos, percibimos solo aquellas cosas en las que nos enfocamos. Todo el resto el cerebro lo filtra. Así que eres el producto de la identidad que adoptas.

Si te enfocas en ser víctima. Si tu identidad es la de alguien que no puede cambiar su mundo. Si estas convencido de que no hay nada que puedes hacer. Eso es lo que ve tu cerebro y encuentra en el mundo confirmación de ello. El filtro que le pones no permite ver otra posibilidad.
Si decides que eres una persona que está en control y que tú puedes determinar tu destino, crearás las oportunidades para llegar a tus metas. Verás oportunidades a tu alrededor.
Para llegar a tus metas, tienes que decidir tu identidad. Cuando adoptas las identidad de estar en control, llegas a tus metas – es así de simple. Una manera de comenzar a hacerlo es escribiendo un plan; cinco proyectos pequeños que voy a terminar este mes y cada mes del año. El plan que escribes, se convertirá en la profecía de tu vida, si decides que tú eres una persona que está en control de su destino y tomas pequeños pasos diarios para terminar cada proyecto.
Hoy y cada día puedes decidir que identidad adoptar. Puedes convertirte en víctima y cederle el control de tu vida al mundo o puedes ser un creador de oportunidades poderoso y vivir la vida que sueñas. Es tu decisión diaria.
Hoy les deseo un día creando oportunidades adoptando la identidad de una persona que controla su destino.
Un abrazo,
Ricardo

0 Comments