¿Sabes escuchar?

Muchas veces en ventas te topas con vendedores que no escuchan. Vendedores que tratan de dominar la conversación o se pasan todo el tiempo hablando de su producto o ellos mismos o están constantemente interrumpiendo.
Si dominas la conversación, te perderás de lo mucho que puedes aprender de tu cliente o prospecto para servirle mejor. Dicen que, “hay una razón por la que tenemos 2 orejas y una sola boca”. Aprende a escuchar y tendrás mayor éxito en la venta.
Si te pasas todo el tiempo hablando de tu producto o de ti mismo, solo estas demostrando tu falta de interés en las necesidades de tu cliente. No llegarías a entablar una conversación con tu prospecto y no habrá relación. La venta es una actividad humana que requiere un nivel de compenetración. Hablar de ti mismo solo demuestra tu inseguridad y hará la conversación aburrida para el cliente.
Si interrumpes a tu prospecto todo el tiempo, demuestras que no tienes interés en sus ideas y comentarios.Puedes decirle todo lo que quieras que tienes su mejor interés en mente, pero percibirán que realmente solo tienes tu propio interés en mente. Recuerda que nunca es acerca de los que dices y siempre es acerca de lo que haces.
Revisa tu actitud durante tus conversaciones de ventas y adopta una actitud de escuchar. Tus resultados mejorarán notablemente.

0 Comments