Tu destino

Cuando vives a propósito realizas una vida plena. Cuando trabajas a propósito llegas a tus metas. Cuando caminas a propósito colisionas con tu destino. Vivir cada día con un rumbo claro de que quiero lograr. Trabajar cada día con un fin en mente. Caminar un camino con un destino claro. Sólo así puedes llegar a donde tú quieres. El problema, y así es para mi y quizá para ti, es saber a donde quiero llegar. Encontrar a donde quiero ir. Que quiero lograr. Que voy a realizar. Mirar hacia adentro, conocerme a mi mismo, encontrar mi pasión, toparme con la felicidad. Entender que cambian con la madurez. Que es un ejercicio constante, necesario, fundamental.

Para Alicia cualquier camino era bueno, el destino no importaba. ¿Para ti?

Les deseo un dia caminando a propósito colisionando con su destino.

Un abrazo,

Ricardo

0 Comments